Palacio de Justicia

La historia del Palacio de Justicia de Bucaramanga inició a partir de un Proyecto de Ley presentado en 1939, el cual buscaba la aprobación y recursos para la construcción de este edificio. Al parecer una de las razones que llevó a la construcción del Palacio tenía que ver con una reforma a la Justicia, la cual buscaba construir edificios destinados específicamente al ejercicio de la Rama Judicial. Para la época, la Rama Judicial de Bucaramanga funcionaba en las instalaciones de la Gobernación.

Alejandro Galvis Galvis, político santandereano quien en 1939 se desempeñaba como Senador de la República, fue el encargado de presentar el Proyecto de Ley al Congreso, el cual fue aprobado ese mismo año. Sin embago, pasaron cinco años después de la aprobación del proyecto para que se diera inicio al levantamiento de la edificación. Sólo hasta 1944 el gobierno local compró los lotes donde se iba a ubicar el Palacio. El dinero con el cual se inició la obra fue aportado desde el Ministerio de Obras Públicas siendo Ministro el santandereano Álvaro Díaz quien hizo incluir en el presupuesto nacional las partidas indispensables para la iniciación de las labores.

En el mismo año en el cual se adquirieron los predios, inició el diseño de la edificación. La persona que estuvo encargada de este proyecto fue el arquitecto español Germán Tejero de la Torre. El proceso constructivo se demoró cerca de seis años. Durante este tiempo pasaron por la Gobernación de Santander ocho Gobernadores y sólo hasta el mandato de Hernando Sorzano González se terminó la obra.

El Palacio de Justicia fue inaugurado el 4 de junio de 1950 a las once de la mañana.

Las instalaciones de Palacio de Justicia permanecieron en actividad constante durante tres décadas más hasta 1982, cuando se iniciaron obras en el lugar, las cuales tuvieron una duración de dos años y fueron inauguradas el 3 de agosto de 1984.

La reconstrucción realizada en esta oportunidad estuvo financiada por el Fondo Rotatorio de la Rama Jurisdiccional, entidad que contrató a la firma santandereana de Ingenieros OTACC para realizar la obra, con un costo de 184 millones de pesos. La adecuación hecha a la edificación tenía como objetivo albergar a todos los juzgados (47 despachos judiciales) que en ese momento se encontraban dispersos en la ciudad pagando alquileres en locales particulares.

Al edificio, además de los modernos locales para los juzgados y fiscalías, se le construyeron tres salas de Audiencias, la más grande con una capacidad para 120 personas, un recinto para un archivo general y una cafetería con todos los servicios. Una novedad fue la instalación de un consultorio médico y otro odontológico para atender a los jueces servidores del poder judicial y un parqueadero con capacidad para 30 vehículos.

Con estas nuevas adecuaciones se mejoraron las oficinas. Su organización interna pasó a tener: oficina para atención al público, secretaría, despacho privado del juez y un cuarto destinado especialmente para el archivo de cada oficina. Siguiendo con la organización interna se construyeron celdas dentro del Palacio, por el problema que generaban los presos que deambulaban por los pasillos. Estas celdas eran para detenciones preventivas de dos tipos: celdas colectivas y otras individuales que contaban con sus respectivos servicios sanitarios.

Esta moderna construcción mantuvo intacta su estructura interna durante la parte final del siglo XX. Si bien se le realizó una intervención, esta no fue de grandes magnitudes. Consistió en instalarle un par de cariátides a la entrada principal del establecimiento donadas por un ciudadano bumangués.

Durante la primera década del siglo XXI, el Consejo Superior de la Judicatura adelantó dos adecuaciones a la estructura del Palacio de Justicia. Se construyeron dos salas más de Audiencias. Los recursos para la obra se consiguieron mediante un convenio suscrito entre el Consejo Superior de la Judicatura y la AID, a través del Programa Justicia MSD – US AID.

Las salas de audiencia construidas contaron con Área de Litigio, la cual estaba compuesta por el estrado donde se ubicaba el Juez, Secretario y Testigo o Acusado según el caso, Fiscalía, Procuraduría, Defensoría del Pueblo y la Defensa. El Área del Público: esta zona tiene capacidad para albergar un número aproximado de cuarenta personas. Despacho para el Juez que desarrolla la Audiencia, Sala de Abogados, Sala de Testigos.

La segunda intervención del siglo XXI hecha en el Palacio de Justicia por parte del Consejo Superior de la Judicatura abarcó un total de 4.900 m2, en los cuales empezó a funcionar una parte de los despachos judiciales. La obra se terminó el 2 de febrero de 2003 y tuvo una inversión de $1.089'600.000, con los cuales se terminó la construcción de obra civil. 

Después de la última remodelación hecha al Palacio de Justicia este siguió cumpliendo sus actividades y hasta hoy su uso no ha variado.

Images

Source: Autor desconocido. Palacio de Justicia 1951. [Fotografia], Bucaramanga. [On Line] Grupo de Facebook: Fotos de Bucaramanga y Santander antiguas y modernas [consultado el 3 de enero de 2010], Disponible En. <URL: http://www.facebook.com/home.php#!/group.phpzgid=42283918700&v=photos&so=165 > View File Details Page

Cite this Page:

Sergio Andrés Acosta Lozano y Roman Javier Perdomo González , “Palacio de Justicia ,” Patrimonio Urbano de Bucaramanga, accessed August 17, 2017, http://historiaabierta.org/mapa/items/show/20.

Related Tour

Paseo navigation:  Previous | Paseo Info
comments powered by Disqus

Share this Lugar